Lia

Hablar de ella, en tercera persona, siempre me ha parecido la manera más razonable de hablar de . Nunca e llegado a conocerme tanto. Por eso hoy os cuento su historia. La historia de la chica qe creía qe volaba cuando movía los brazos muy rápido. La chica qe creó un mundo de historias de mentira en un cuaderno. La chica qe sonreía por obligación. La chica que creció de repente un día y se sintió más mayor qe nadie. La chica que estudiaba, pero no matemáticas, lengua ni ciencias ... estudiaba la felicidad práctica y teóricamente. La chica qe se enamoró de la vida después de mucho tiempo. La chica qe espiaba a los enamorados y se sintió grande el día que la espiaron a ella. La chica esa que se lo creía todo y que no sabía seguir si alguien no la empujaba primero. La chica que soñaba y soñaba y se sentía pequeñita al lado de los demás. Hoy os contaré su historia, cotilleando en su cuaderno. Simplemente, relajaos, y descubrid como ella ve el mundo. Quizás os sorprende.

martes, 3 de enero de 2012

"Me hubiese gustado, es más, me habría encantado, soltarle que la quería. Pero no de esa manera complicada en la que a veces queremos a otras personas; Sino de esa manera simple, sencilla. Dicha manera es la que no me obliga a pararme a pensarlo. La quería como al respirar. Instintivamente.
Pero ... pero no lo hice. Ahí callado me quedé, mirándola a los ojos, esperando a que dijese algo, o a que al menos viniesen a mi las palabras correctas. Pero no vinieron"

Es cuando he comprendido, que "esto que tenemos", no acepta vales ni regala descuentos. Que pueden pasar horas, días .. pero lo que importa son los minutos contigo. Hablo de que:
"¿Y si con esta edad no haces lo que sientes, cuando lo harás?¿Cuando?".
Así que, No te pido más. Dame todo lo que me debes, pero te lo pondré fácil, conviértelo todo en una noche de amor. Tan solo una noche. Una, de las miles de noches que pasarás en esta vida. Quedaré satisfecho. Y después si quieres, desaparezco o me olvidas ... Ayer aprendí, que aunque respiremos el mismo aire, no nos sabe de la misma manera. Dámelo por favor, nadie nos vigilará, nadie sabrá la verdad, dame esos besos que intentaste y no me diste. No sé a ciencia cierta si habrá algo, pero por remoto que sea, me gustaría saberlo, hoy. Y sino, mañana o pasado. Ahora, ¿Dime que no te encantaría? Si lo dices, me rindo, te lo juro.

2 comentarios:

  1. increiblemente increible!

    te quiiiiero! (L)

    ResponderEliminar
  2. gushta!!! shasmon sale relinda! :)
    nereis

    ResponderEliminar